La cariñena o carignan es una uva tinta española que ha sido plantada sobre todo en el Mediterráneo Occidental, aunque también se encuentra hoy en el resto del mundo. Al igual que la aramón, sus vinos forman parte habitualmente de los excedentes vinícolas de Francia y ha sido muy usada para producir vino de garrafa en el Valle Central de California.

La uva es usada a menudo para oscurecer el color de los vinos de mezcla aunque posteriormente se han hecho vinos varietales de forma excepcional. La carignan puede ser una variedad difícil para los productores debido a su alta acidez, sus taninos y su astringencia. Por ello se requiere mucha habilidad para producir vinos finos y elegantes. Algunos productores han experimentado con la maceración carbónica y añadiendo pequeñas cantidades de cinsault y garnacha con algunos resultados positivos. La syrah y la garnacha son las que mejor compaginan con la cariñena siendo capaces de producir un vino más suave con un aroma frutal y rústico. En California, los productores de Ridge Vineyards han tenido cierto éxito con un vino varietal realizado con cariñena de vides plantadas en la década de 1880.

Uva Carignan