La syrah, también conocida como shiraz, es una uva tinta que se cultiva en todo el mundo y se usa sobre todo para producir vino tinto. 

Se usan pequeñas cantidades de syrah para la producción de varioss estilos de vinos, como el vino rosado, el vino fortificado al estilo de Oporto y vino tinto espumoso. Aunque el vino shiraz espumoso australiano es un poco dulce, algunos productores australianos producen vino de shiraz espumoso seco y con cuerpo que conserva la complejidad y, a veces, la característica terrosa que puede encontrarse en los vinos no espumosos de esa variedad.

Debido a sus sabores concentrados y unos altos niveles taínicos, muchos syrah premium mejoran tras un envejecimiento en botella. En casos excepcionales, este puede durar 15 años o más.

Se recomienda servir los vinos de syrah a 18 ºC.

Los vinos realizados de syrah suelen tener mucho sabor y buen cuerpo. La variedad produce vinos con un amplio rango de sabores, dependiendo del clima, el terruño donde crece la vid y las prácticas de la viticultura.

Los aromas pueden variar de violetas, frutos oscuros, chocolate, café espresso y pimienta negra. No hay ningún aroma que pueda considerarse típico de este vino, aunque si que suelen presentarse aromas a zarzamora y pimienta. Las notas de sabor y aroma "primarias" se moderan y luego se complementan con notas terrosas "terciarias", tales como el cuero y trufa. Las notas de sabor y aroma "secudarias" se asocian con otras prácticas enológicas, como la crianza en barrica y el tratamiento de levadura.

Uva Syrah